Don Benito Pérez Galdós

  • Posted by admin 18 May
  • 0 Comments

Don Benito Pérez Galdós

¡Antes que nada, feliz 174 cumpleaños, Don Benito! Ya tiene usted que soplar velitas. En nada estaremos celebrando los 175, el 10 de mayo de 2018.

BENITO PÉREZ GALDÓS es el autor canario más importante de todos los tiempos. ¿Verdad que has visto calles con su nombre por todos lados?¿Conoces el elegante teatro que también lleva su nombre?

Benito Pérez Galdós nació en Las Palmas hace ya, pues eso, 174 años. Su padre fue coronel del ejército y en vez de cuentos de hadas, le contaba a su décimo hijo historias de la guerra en la que había luchado. Benito tenía muy buena memoria (aunque titulara sus memorias como Memorias de un desmemoriado). También un gran talento para el dibujo y para escribir… ¡Se ve que se le daba bien OBSERVAR!

Cuando se mudó a Madrid a estudiar el ambiente era muy estimulante: tertulias filosóficas, literarias, políticas, teatro, música… empezó a olvidarse de ir a clases de Derecho y a entusiasmarse con la traducción de autores extranjeros, las crónicas en prensa… Empezó a publicar algunas de sus obras. (En aquel momento la gente podía leer novelas por entregas en el periódico).

Tal vez movido por las historias de su padre o por sentirse parte de una historia cuyo inicio venía de muy atrás, Benito se lanzó a escribir ña que sería una de las mas sublimes crónicas del siglo XIX: Los episodios nacionales. Este gran proyecto de novela histórica llevó al joven Benito a recorrer toda España, la España más humilde, en trenes y ferrocarriles. Sabría mucho del pasado de España y de su presente.

Conoció bien al pueblo español que retrató en sus novelas. Bajaba a la plaza y al mercado a “cazar” diálogos para sus historias. Y por eso eran tan realistas. Paseaba con su bufanda blanca, su puro a medio fumar y su perro a su lado.

Escribió mucho, muchísimo. También teatro. Algunas obras eran adaptaciones de sus novelas. Hubo un estreno suyo que causó mucha conmoción. Acababa de nacer el siglo XX. La obra se llama Electra y hablaba del cruel poder que ejercía la iglesia sobre la sociedad. Era la historia de una mujer. Algunos dicen que por esta obra que la Iglesia católica no le perdonó, no llegaría a ser Premio Nobel en 1912… Premio que sin duda se merecía.

Benito Pérez Galdós fue un genio que aprendió por su cuenta, fue autodidacta, y describió una España que conoció a fondo y le dolía mucho. Siguió el camino que le dictó su curiosidad, que no siempre fue el del reconocimiento.

Escribió novelas como Fortunata y Jacinta, Misericordia o Doña Perfecta… entre otras muchas. Son el retrato de una época y de una gran belleza literaria.

(Ilustración de Cristina Ramos del libro El teatro por dentro, publicado por la Fundación Canaria de las Artes Escénicas y la Música de Gran Canaria y La Fundación SGAE)

¿Conoces alguna obra de teatro de Benito Pérez Galdós? Cuéntanos en comentarios

 

Post Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE